CN aprueba decreto que sancionará fuertemente a quienes clonen IMEI de teléfonos móviles

Tegucigalpa – El Congreso Nacional aprobó este miércoles en último debate, la totalidad de los artículos de una iniciativa enviada por el Poder Ejecutivo en la que se reforman varios artículos del decreto 19 -2014 en la que se imponen fuertes sanciones de hasta 100 salarios mínimos a quienes adulteren o clonen los IMEI o Sistema Internacional de Identificación de Equipos Móviles.
La iniciativa dictaminada por la comisión de seguridad y prevención ciudadana, está encaminada a actualizar y modernizar el registro de usuarios de la telefonía móvil que se realizó hace unos seis años por lo que ahora se está volviendo más tecnológico pudiendo hacer la actualización vía Web o mensajes de texto.
Base de Datos Nacional
Lo que se pretende también es fortalecer el manejo de la lista negra que sirve para combatir el robo de teléfonos celulares, creando una base de datos nacional, en donde aparte de registrar las simcard, también se van a registrar los EMEI (International Mobile Equipment Identity por sus siglas en inglés), para que no puedan ser activados en el país.
De tal forma que si un celular está en la lista positiva o lista blanca, el aparato robado o extraviado no va a poder ser activado, lo que también va a ayudar a combatir el contrabando de celulares y facilitar el trabajo de las autoridades de seguridad del Estado.
Los operadores de los servicios de telefonía móvil y fija, importadores, distribuidores, comercializadores o toda aquella persona natural o jurídica que importe, fabrique o ensamble dispositivos móviles que lleven asociados un IMEI, que comercialicen por si mismos o por distribuidores mayoristas y minoristas, tendrán la obligación de registrar o cargar los IMEI de todos los equipos en la Base de Datos Nacional de Teléfonos Móviles, mediante los procedimientos que la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) defina para ello y de conformidad con la regulación que para este fin establezca dicha institución.
Cuando se trate de dispositivos adquiridos en el extranjero y que ingresan al país, ya sea directamente por personas nacionales o extranjeras, o través de adquisiciones vía canales de Internet, los operadores de servicios de telefonía móvil y fija están obligados a proporcionar a Conatel la información necesaria, tendiente a la complementación de la Base de Datos Nacional de Teléfonos Móviles, la cual extiende particularmente a datos recabados desde la redes operadas en el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *