Ley contra odio y discriminación en redes sociales crea la Comisión Nacional de Ciberseguridad

Tegucigalpa – El proyecto de ley contra el odio y la discriminación en redes sociales e Internet, que se comenzará a aprobar en primer debate esta semana en el Congreso Nacional, contempla la creación de una Comisión Nacional de Ciberseguridad dentro de una Estrategia Nacional de Ciberseguridad, explicaron este lunes autoridades del Congreso Nacional y de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) durante una jornada de socialización con directores y community manager de medios de comunicación.
La reunión sirvió para informar sobre los alcances de la ley para el control de las campañas y mensajes de odio y discriminación a través de redes sociales e Internet, que comenzará a discutirse en el pleno en la sesión de este martes 6 de febrero.
Con el establecimiento de la Comisión Nacional de Ciberseguridad dentro de una estrategia nacional, se constituye un ente para recibir las quejas de personas naturales y jurídicas que se han visto afectadas por la clonación de páginas Web o por campañas de odio y discriminación.
La iniciativa está orientada a proteger a las personas que por sus preferencias políticas, étnicas, religiosas, de género y orientación sexual, son víctimas de ataques, muchos de ellos de forma anónima.
En la socialización participaron el secretario del Congreso Nacional, José Tomás Zambrano Molina, el diputado proyectista Marcos Paz Sabillón, representante de Santa Bárbara; los miembros de la comisión de dictamen, Gerardo Martínez y Johana Bermúdez; la gerente legislativa Karen Motiño y el representante de Conatel, Alejandro Rosales.
Durante el diálogo, se enfatizó que la ley busca proteger a las personas naturales y jurídicas víctimas de odio, discriminación, calumnias e injurias a través de redes sociales y sitios de Internet y puedan acudir a una instancia donde puedan presentar la denuncia, la que deberá tener una respuesta en un plazo de 24 horas, pues de lo contrario se contemplan sanciones.
La iniciativa también incluye la suplantación de identidades, la clonación de cuentas e informaciones falsas para lo cual se dará a Conatel la potestad de verificar e identificar la dirección IP de dónde se están generando los ataques.
Rosales detalló que en Costa Rica ya existe una instancia y una estrategia nacional de seguridad cibernética y Guatemala también está en ese proceso.
Añadió que la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), y la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), que cuentan con unidades especiales contra el delito cibernético, formarán parte de la Comisión Nacional de Ciberseguridad, las que investigarán los ataques a través de denuncias.

Leave a Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading Facebook Comments ...