CN y Comisión Depuradora de la Policía socializan dictamen de Ley de Portación y Tenencia de Armas

Tegucigalpa- La comisión de seguridad del Congreso Nacional se reunió este martes, con los miembros de la Comisión Especial para el Proceso de Depuración y Transformación de la Policía Nacional, para consensuar los aportes al dictamen de la Ley de. Control de Armas de Fuego, Municiones, Explosivos y Otros. Similares, así como la ley que regulará a las empresas de seguridad privada que se someterán pronto al pleno de la Cámara Legislativa para su discusión y aprobación.
Así lo informó el presidente de la comisión de seguridad del Poder Legislativo, Mario Alonso Pérez, quien anunció el martes de la próxima semana se presentará el dictamen de la Ley de Portación y Tenencia de Armas a la Cámara Legislativa para su discusión y aprobación, con la que se pretende tener un adecuado manejo y control de las armas de fuego en el país.
Agregó el 80 por ciento de los crímenes en el territorio nacional, se cometen con arma de fuego y en ese sentido, es una urgencia la existencia de una herramienta jurídica que controle y regule la portación y tenencia de esos artefactos.
El parlamentario detalló que la nueva ley establece que toda arma que se compre en La Armería, no será entregada de manera inmediata a la persona que la adquiera ya que habrá que hacerle muestras de balísticas y el individuo que la compre debe cumplir con los requisitos establecidos en la nueva normativa.
Explicó que la ley exigirá un control en la venta de municiones con el propósito de que no quede abierta y la persona que necesite proyectiles, se le venda solo para el arma que tenga registrada a su nombre.
Otro tema que contemplará la ley es la obligación para que se registren todas las armas de las secretarías de Seguridad y de Defensa Nacional, lo que va a permitir que se tenga un control de los calibres que hay y tener las muestras de esas armas en existencia.
Refirió que las armas decomisadas en actos ilícitos serán turnadas a la Dirección de Medicina Forense para que realicen peritajes de muestras balísticas y sean destruidas para evitar que esas mismas armas, puedan ser usadas en otros hechos delictivos.
Por su lado, el integrante de la Comisión Especial para el Proceso de Depuración y Transformación de la Policía Nacional, destacó que las armas de fuego son un factor determinante en la elevada tasa de muertes violentas en el país, y por esa razón el esfuerzo es importante porque ya que en un periodo de 12 meses, se podrá facilitar el registro de todas las armas en posesión de los hondureños y las que estén de manera ilegal, puedan ser decomisadas por la autoridades competentes para su respectiva destrucción.
Aseguró que en el caso de la ley que regulará a empresas de privadas de seguridad y policías municipales y todos los servicios de seguridad prestados por particulares, serán controlados y por la nueva normativa legal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *