“Ochenta por ciento de los crímenes en el país son con arma de fuego; por eso urge una ley rígida en este tema”

Tegucigalpa- El diputado y jefe de la bancada nacionalista, Mario Pérez, recordó este martes que el 80 por ciento de los crímenes en el país son con arma de fuego.
“Por esa razón –dijo-, es aprobaremos la nueva Ley de Portación y Tenencia de Armas como una obligación del Congreso Nacional en darle a Honduras una legislación clara y rígida que permita que la personas que portan un arma de fuego lo hagan de forma legal y que el Estado tenga un registro y conocimiento de ellas”.
Pérez agregó que es importante que el Estado tenga una normativa jurídica que garantice hacer una comparación con todas las muestras y que cuando lleguen los fiscales o investigadores a la escena de un crimen a levantar las evidencias de un cuerpo, puedan cotejarlas con las armas registradas y con el registro balístico.
“Eso es urgente, porque en la actualidad, el sistema no está trabajando a la perfección en ese sentido”, dijo.
La intención es dispensar el segundo debate, ya se se le dio lectura en su totalidad a su primer debate por lo que se iniciaría la discusión del último debate –añadió.
Para el legislador, esto permitirá ir aprobando de forma definitiva los primeros artículos de la Ley, misma que contempla algunos mecanismos nuevos en la compra de arma de fuego y municiones, además, en los trámites para sacar un permiso de portación y tenencia de armas, la regulación de la cantidad de armas que se puedan comprar y las que pueda tenerse registrada a nombre de una persona natural.
Pérez, además, dio su opinión sobre el gran diálogo nacional, afirmando que
“Tenemos muchas esperanzas que con ese diálogo llevado por buen camino permita que los hondureños nos reconciliemos y encontremos ese camino de la paz del trabajo que es lo que todos queremos”.

En cuanto a al pronunciamiento de la Corte Suprema de Justicia sobre las reformas a la Ley Orgánica de Presupuesto, Pérez indicó que esa reforma únicamente ordenó una auditoría y una investigación especial para los subsidios que se le dan a los diputados desde el 2006 hasta la fecha queden auditados.
Esto permitirá contar las costillas a cada quien si hay responsabilidad civil o penal, si hicieron mal uso de los recursos los operadores de justicia tendrán que actuar de igual manera; y si alguien hizo buen uso de los subsidios, que le den su finiquito o solvencia -expresó.

“Simplemente es darle a cada quien lo que se merece, lo justo, a través de una investigación hecha por el ente del Estado encargado de hacer las auditorías que ya lo dice la Constitución, es el tribunal superior de cuentas”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *