“Cometeríamos un delito si aprobamos un decreto donde el Congreso Nacional delega a una mesa de diálogo facultades de crear leyes”: Mauricio Oliva

Sería inconstitucional delegar las facultades y atribuciones legislativas, que son exclusivas del Congreso Nacional, a una mesa de diálogo

· Después de que en el Diálogo Nacional se llegue a acuerdos se deben trasladar al Congreso Nacional para que todas las bancadas inicien consensos y se aprueben en el pleno–dijo Oliva

Aunque apoya el Diálogo Nacional entre distintos sectores del país, incluyendo partidos políticos, el presidente del Legislativo, Mauricio Oliva, enfatizó que “Puede ser constitutivo de delito aceptar que lo que resulte de esa mesa sea vinculante. Para ello, deberá ser aprobado por el Congreso Nacional”.

Sería inconstitucional delegar las facultades y atribuciones legislativas, que son exclusivas del Congreso Nacional, a una mesa de diálogo. Estamos abiertos a que los acuerdos del Gran Diálogo Nacional se consensuen entre las bancadas en el Poder Legislativo para hacerlas ley –agregó Oliva.

“Debemos ser sinceros y no tratar de ocultar las cosas, el meollo del asunto son las reformas de tipo político y quiero recordarles a los participantes del prediálogo que las atribuciones del Congreso Nacional son indelegables y así lo dicen el artículo 206 de la Constitución”, dijo.

Artículo 206. Las facultades del Poder Legislativo son indelegables excepto la de recibir la promesa constitucional a los altos funcionarios del Gobierno, de acuerdo con esta Constitución.

Por esa razón, advirtió Oliva, “Es incluso constitutivo de delito si el Congreso emite un decreto aceptando que las resoluciones del dialogo resulte vinculante”.

En base a esto, el presidente del Congreso invitó a las fuerzas políticas del país a que resuelvan este conflicto dentro del ente adecuado para esto: el Congreso.

“Invito a las fuerzas políticas que esto se resuelva de una vez en el seno del Congreso Nacional, ahí tienen a sus jefes de bancadas, a sus diputados, personas con talento y muy capacitadas para comprender que en un diálogo se tiene que ceder por el bien del país y del pueblo hondureño”.

El presidente Oliva fue claro al explicar que no se trata de que el Congreso Nacional quiera o no brindarle atribuciones vinculantes a la Mesa del Diálogo, sino que de hacerlo sería inconstitucional.

Cambien de escenario si quieren que esto camine –dijo con firmeza: ese escenario tiene que ser el Congreso Nacional, porque es la entidad donde esas resoluciones que resulten del Dialogo podrían convertirse en ley para hacerlas vinculantes.

“Es un tema de suma importancia para el país, en lo personal, he seguido de cerca esta iniciativa que impulsó el presidente Juan Orlando Hernández con la mejor de las intenciones y reconocemos a los distinguidos ciudadanos que, de manera espontánea, participan en este diálogo”, continuó diciendo.

Pero con todo respeto y consideración para ellos, pues reconozco su esfuerzo, tengo que decir que su esfuerzo no va hacía ningún lado –se sinceró.

Por otra parte, Oliva pidió a dirigentes de algunos partidos políticos para que dejen de victimizarse como excusa para no participar en el Gran Diálogo.

¿Cómo va a haber dialogo si no se sientan? –se preguntó Oliva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *