CN dictaminará ley que busca disminuir la prevalencia de trastornos mentales y asegurar derecho a la salud integral

CN dictaminará ley que busca disminuir la prevalencia de trastornos mentales y asegurar derecho a la salud integral

*Se busca fortalecer y garantizar a nivel nacional la atención a todos los pacientes con trastornos mentales


Proyecto de ley fue presentado por diputada Waleska Zelaya

Una comisión especial empezará a dictaminar el proyecto de la Ley de Salud Mental Comunitaria, que busca, entre muchas cosas, la promoción, prevención, tratamiento, rehabilitación, atención y recuperación de las personas con trastornos mentales.

Dicha ley será de mucha ayuda, especialmente con el incremento de los suicidios y de los casos de depresión entre los hondureños.

El proyecto de ley fue presentado por la diputada Waleska Zelaya (Partido Nacional).

Esta ley busca –señala Zelaya–, asegurar el acceso gratuito, igualitario y equitativo de toda la población a los servicios de atención integral de la salud mental, desarrollada preferentemente fuera del ámbito de internamiento, basado en principios de atención primaria de la salud.

Entre sus argumentos, la congresista señala que los problemas que atañen la salud mental del hondureño se han agravado en los últimos años, desencadenados en factores socioeconómicos, como inseguridad, desempleo, migración irregular, desintegración familiar, formación de maras y pandillas, violencia, desigualdad o exclusión, suicidio.

El de ley orientado a la Ley de la Salud Mental Comunitaria tratará a los pacientes que padecen trastornos mentales, neurológicos y uso de sustancias –expresa Zelaya.

INSUFICIENTES

En Honduras –continúa diciendo–, el “Hospital Nacional Psiquiátrico Santa Rosita” y “Hospital Psiquiátrico Mario Mendoza” son los únicos entes encargados de velar por los padecimientos de la salud mental del ciudadano; a ambos hospitales psiquiátricos asisten generalmente a diario más de doscientos pacientes.

Y agrega: “Paradójicamente, el presupuesto anual del Santa Rosita y de Mario Mendoza apenas cubre gastos de alimentación, algunos medicamentos y sueldos del personal, superados por las necesidades inminentes”.

La red hospitalaria de salud pública de salud cuenta con 6 hospitales nacionales, 6 de área, 16 regionales y mil 324 centros de atención primaria, de los cuales solamente el 20 por ciento cuenta con médico general.

Esto provoca una ausencia total de los especialistas para atender casos específicos relacionados a problemas tanto físicos, como para fortalecer la salud mental –expone Zelaya.

“Con lo anterior –agrega–, se enfatiza que no se cuenta con unidades de hospitalización psiquiátrica en los hospitales generales y mucho menos a nivel local en los Centros de Salud”.

OBJETIVO Y FINALIDAD DE LA LEY

“Otro objetivo es disminuir la prevalencia de trastornos mentales y asegurar que todas las personas gocen del derecho a la salud con enfoque integral, en coordinación de los servicios de los sectores sanitario y social”, explica.

Según detalla Zelaya, se considera salud mental como el estado de bienestar emocional psicológico y social de las personas, tomando en consideración sus propias capacidades para afrontar los diferentes momentos de su actividad diaria, participando de forma estándar en todas sus actividades de familia, trabajo, comunidad.

¿SABÍAS QUÉ?

Según las estadísticas, el 60 por ciento de pacientes con trastornos mentales proviene del interior del país; el resto de áreas urbanas.

DATOS

1. En la actualidad se cuenta solo con 31 establecimientos de salud mental ambulatorios que atienden pacientes diagnosticados principalmente con trastornos del estado de ánimo o afectivo, así como trastornos como epilepsia, mentales orgánicos, retraso mental.

2. En la mayoría de los casos, los pacientes adquieren sus medicamentos en farmacias privadas.

3. Cabe resaltar que la atención brindada por estos establecimientos a las poblaciones minoritarias (minorías étnicas y lingüísticas) es mínima o nula, al considerar que estas poblaciones son pobres y buscan estos servicios hasta que la situación ya es grave a punto de requerir el internamiento.