Ministra de Derechos Humanos: “A cada estadística fría de las personas desplazadas hay que ponerle nombre y rostro”

Ministra de Derechos Humanos: “A cada estadística fría de las personas desplazadas hay que ponerle nombre y rostro”

*Debemos seguir trabajando fuertemente para darles respuestas integrales a desplazados –pide Karla Cueva

La ministra de Derechos Humanos, Karla Cueva, pidió que no se vea a las personas desplazadas como frías estadísticas, a la vez que hizo un llamado para darles respuestas integrales que les permitan reintegrarse plenamente a la sociedad.

“A las estadísticas de personas desplazadas por la violencia hay que ponerles nombres, rostros. Son historias de dolor y miedo y nuestra obligación es que ellas y sus familias dejen de ser víctimas y darles respuestas integrales con pleno respeto a sus derechos humanos”, dijo Cueva.

Cueva, quien participó en la presentación del informe “Personas desplazadas en ciudades”, resaltó la importancia del mismo porque es una herramienta que viene a apoyar al Estado a buscar soluciones integrales para un fenómeno que ya ha sido reconocido.

“Un Estado puede avanzar en los temas estratégicos y sobre todo en materia de Derechos Humanos reconociendo que existen, pero no se puede avanzar en el tema si no se reconoce que es necesario mejorar y esa es nuestra dinámica, reconocer que tenemos un problema pero que tenemos que buscar soluciones integrales”, enfatizó.

UNA HISTORIA DE DOLOR

Cueva manifestó que es importante que las respuestas tomen en cuenta diferencias en materia de edad, entorno familiar y género.

Todo eso nos ayudará a conocer a profundidad y especialmente a llamar la atención para que no nos quedemos con las estadísticas frías que nos muestran los estudios, porque “A cada número hay que ponerle cara, hay que ponerle nombre y recordar que dentro de cada estadística hay una historia de sufrimiento, una historia de miedo, una historia de dolor”.

Finalmente, Cueva agradeció la colaboración de todos los actores y organismos que se han involucrado y llamó la atención para seguir uniendo esfuerzos en el trabajo de la Comisión Interinstitucional para la Protección de las Personas Desplazadas por la Violencia (CIPPDV), porque cuando se fijan objetivos comunes y se pone a la persona humana como centro se logran grandes resultados.

VOCES SOBRE EL ESTUDIO “PERSONAS DESPLAZADAS EN CIUDADES”

El jefe de la misión del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Alexandre Formisano, detalló que al realizar el estudio existía un interés particular de incluir a Honduras porque Honduras es el único país que ha reconocido el fenómeno del desplazamiento interno en la región.

Además, dijo que “existían y existen iniciativas muy interesantes y muy importantes para responder el tema del fenómeno”.

Entre estas iniciativas, mencionó la existencia y el trabajo de la Comisión Interinstitucional para la Protección de las Personas Desplazadas por Violencia (CIPPDV), y la secretaría de Derechos Humanos, que en un esfuerzo articulado con la sociedad civil se han logrado dar pasos muy importantes como el proyecto de Ley para la Prevención, Atención y Protección de las Personas Desplazadas Forzadamente, mismo que fue entregado el pasado 27 de marzo a la Comisión de Justicia y Derechos Humanos del Congreso Nacional.

Por su parte Ángela Cotroneo, asesora global sobre Desplazamiento del CICR, expuso el propósito del estudio a la vez que detalló los resultados y en el caso particular de Honduras reconoció los esfuerzos de país.

“No podría empezar sin reconocer todos los esfuerzos que el estado de Honduras ha venido haciendo para enfrentarse a esta problemática y también el hecho de que nos han acompañado ya en Ginebra y en Nueva York para la presentación de este mismo informe”, anotó.

Explicó que uno de los principales propósitos del estudio es comprender mejor la experiencia de las personas desplazadas en entornos urbanos y reflexionar sobre la respuesta humanitaria y cómo fortalecer esta respuesta.