Alemania, E.E.U.U, España, México, Chile, entre los países que ya tienen el Fuero Legislativo que aprobó anoche el CN

Alemania, E.E.U.U, España, México, Chile, entre los países que ya tienen el Fuero Legislativo que aprobó anoche el CN

*La reforma a la ley orgánica del Congreso Nacional aprobada la noche del miércoles, NO es una inmunidad total a los diputados, sino un respaldo legislativo que más de 10 países en América y Europa practican en sus Parlamentos o Congresos.

El fuero legislativo no es una inmunidad total de las acciones de los diputados, pero sí una protección al actuar legislativo de los congresistas, es decir, el proceso de: elaboración, lectura, discusión, aprobación y firma de proyectos de Ley; la discusión, aprobación y firma de dictámenes y decretos; votaciones en el Pleno; participación y firmas en las Comisiones de Estilo; presentación de mociones, manifestaciones escritas o verbales.

Esta práctica está contemplada en las Constituciones de países como en Alemania, en donde se estipula que: “Los diputados no podrán en ningún momento ser sometidos a un procedimiento judicial o disciplinario ni responsabilizados de otra forma fuera del Bundestag (El Parlamento Federal) a causa de su voto o de una declaración que hicieran en el Bundestag o en una de sus comisiones…

De igual manera, en países de América del Sur como Chile, su normativa nacional dicta que los diputados y senadores, desde el día de su elección o desde su juramento, SOLO tienen privilegio por las opiniones que manifiesten y los votos que emitan en el desempeño de sus cargos, en sesiones de sala o de comisión.

En Brasil, una de las superpotencias emergentes del mundo, Los diputados y Senadores son inviolables por sus opiniones, palabras y votos, además, no serán obligados a declarar sobre las informaciones recibidas o prestadas en razón del ejercicio del mandato, ni sobre las personas que les facilitasen o que de ellas recibieron informaciones.

En otro país de Europa, como lo es España, el parlamentario no podrá ser perseguido judicialmente por las opiniones emitidas en el ejercicio de su cargo y sólo podrán ser detenidos en caso de flagrante delito. En este caso es necesario solicitar la autorización del Parlamento para poder ser inculpados o procesados.

De esta misma manera ocurre en los Estados Unidos, en donde los congresistas o senadores no podrán ser objeto de inquisición alguna con motivo de cualquier discusión o debate en una de las Cámaras.

Esta misma práctica se repite en países como México, Perú, Argentina, República Dominicana, Costa Rica, Venezuela, Guatemala, Cuba y Bolivia.